Cuatro maneras diferentes de tomar el té según países

miércoles 6 de junio de 2018

El te es una tradición extendida por todo el mundo y se considera todo un ritual en muchos países. Si analizamos un poco más a fondo cuatro países diferentes nos damos cuenta de las múltiples diferencias que existen de un país a otro. En el Reino Unido se conoce como “tea time” o “hora del té” y es un hábito británico que acontece sobre las 17 horas. El té que suelen beber es negro sobre todo los tipos Earl Grey acompañado de leche o rodajas de limón para aromatizarlo.

En China la ceremonia del té se remonta a siglos pasados y la mayoría de tés que consumen crecen en las montañas del territorio y se refinan en casa. En este país se suele beber té rojo o oolong ya que crece en las montañas de países cercanos y se refinan particularmente. La cantidad es variable, aunque hay una norma extendida que fija una cucharadita por cada persona más otra para la propia tetera. Después debemos esperar a que se infusione bien. Se sirve hasta la mitad de la taza, nunca llena del todo.

En Japón se utiliza generalmente el té verde, normalmente en polvo, conocido como matcha para sus ceremonias, así como un agitador de bambú y el cucharón del mismo material. La conocida ceremonia del té es un ritual muy largo (entre cuatro horas) y con varias etapas ya que si es formal y completa incluye una comida y dos clases de té y el anfitrión busca que los invitados disfruten a todos los niveles.

El té en marruecos ocupa un lugar importante en su cultura. Popularmente se conoce como el té moruno y se mezcla con hojas de menta y azúcar. Los marroquís lo suelen beber sólo o acompañando comidas. Para ello, se utiliza una tetera metálica (así como la bandeja para conservar el calor) y vasitos de cristal decorados en colores. Se acompaña con repostería del país y se sirven tres rondas.

VOLVER